Bolsas de comida del Gobierno son propaganda que no alimentará a los venezolanos

Para los representantes del Movimiento de Izquierda Democrática, las bolsas de comida que prevé implementar el Gobierno Nacional como mecanismo de distribución de alimentos básicos, es solo “propaganda política” que no servirá para alimentar a la mayoría de los venezolanos. Lisbeth Cordero, representante de esta tolda que está insertada dentro de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) acentuó que esta estrategia oficial atizará el hambre que ya existe en el país y que se manifiesta a través de las constantes protestas por comida.

“La gente está pasando hambre. En los últimos días las noticias sobre protestas exigiendo comida, saqueos y personas revisando un camión de basura en búsqueda de alimentos descompuestos, han estado a la orden del día (…) todos los días se conoce de la realización de protestas en el país de gente exigiendo comida. Las largas horas de cola no son garantía de poderse llevar ni un kilo de harina de maíz a la casa, y el racionamiento eléctrico y la consecuente reducción del horario de atención en algunos locales comerciales, dificulta aun mas conseguir lo que se necesita para comer” agregó Cordero.

En ese sentido, indicó que las medidas tomadas por el Gobierno no son ni “paños de agua caliente” ya que el alimento que se expende en los camiones de la Venezuela Móvil tienen más de un 100% de inflación. “El combo de una arepa socialista y un vaso de té frio paso de Bs.150 a Bs.350, y el de dos arepas de Bs.250 a 650 bolívares. Si esto es lo más barato que según se puede conseguir, entonces una persona que se alimente, por ejemplo, con el segundo combo una vez al día necesitaría de 19.500 bolívares para cubrir el costo solo de hacer una comida diaria al mes. Lo que ganamos no es suficiente para comprar los alimentos que necesitamos” dijo.

Por su parte, Gustavo Mujica, promotor nacional del Movimiento de Izquierda Democrática, señaló que gracias a las acciones desacertadas del Gobierno, los venezolanos disminuyeron ingesta de nutrientes importantes como proteicos (carnes, pescados, huevos, granos) y que esta situación se da con mayor énfasis en el interior del país. Ante esta situación, deploró que el Gobierno obstaculice salidas pacíficas y solo brinde protección al Ministro de Alimentación, Carlos Osorio y de la negativa de interpelación a Rodolfo Marco Torres en la Asamblea Nacional (AN). “Al parecer, ante a las exigencias de la gente que grita todos los días que quieren comida frente a los Abastos Bicentenario, la única respuesta que tiene Maduro es que con el Ministro no se metan. Lo necesario sería reconocer que existe una crisis alimentaria y que los altos funcionarios de su gobierno asuman la responsabilidad, ya sea por omisión o mala praxis” expuso.