@hramosallup “Los países no se acaban, se acaban los gobiernos y los dirigentes»

Durante un encuentro con estudiantes de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Henry Ramos Allup, aseguró este viernes que mientras el presidente de la República, Nicolás Maduro, se mantenga al mando, el Parlamento no podrá ejercer sus funciones establecidas en la Constitución.

Indicó que la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) continuará rechazando las leyes aprobadas desde el Parlamento. “La estrategia del Gobierno es anular la Asamblea Nacional, pero nosotros vamos a seguir legislando”.

«Este Gobierno se mantiene por el TSJ y por el Alto Mando Militar, no hay otra respuesta», agregó desde el Aula Magna de la institución universitaria.

Enmienda contra la Asamblea Nacional

“El país será quien deba decidir si se acorta el período constitucional del presidente Nicolás Maduro o de la Asamblea Nacional”, indicó Ramos Allup, en cuanto a la enmienda que el Gobierno Nacional anunció aplicará para acortar el período constitucional de la Parlamento.

Aseguró que dicha medida en contra del Poder Legislativo es un “saboteo” sobre la enmienda que el Parlamento propuso con anterioridad para recortar el periodo constitucional de Nicolás Maduro a cuatro años.

“Si tú me enmiendas yo te enmiendo. Eso fue lo que pensó Maduro”, agregó Ramos Allup. Sin embargo, informó que el Poder Ejecutivo tiene la ventaja de aplicar dicha enmienda en un proceso más rápido pues la aprobaría desde un Consejo de Ministros, mientras que el Parlamento la tendría que tratar como una ley.

“El Tribunal Supremo de Justicia es capaz de decir que nuestra enmienda no puede ser aplicada porque ya Maduro aplicaría la otra (…) El pueblo es quien debe decidir. No tengo duda que ganemos la Asamblea en otro proceso electoral. Yo me someto otra vez a referendo popular, no tengo ningún problema”, adelantó.

Retos del Parlamento

Asimismo, opinó que se debe generar un cambio de mandato en la presidencia de la República lo más pronto posible o de lo contrario “el próximo presidente que asuma el cargo y enfrente esta tragedia va a tener que hacer milagros y además va a perder popularidad al principio de su mandato”.

“El único pedacito de institucionalidad que tiene el país es la Asamblea (…) Nosotros apostamos por el diálogo, somos partidos del diálogo, pero el Gobierno sigue repitiendo que la llamada revolución no saldrá del mandato presidencial”.

Finalizó el encuentro pidiendo el apoyo de los estudiantes para generar el cambio en el país. “La responsabilidad de los electos no puede ser igual a la responsabilidad de los electores, pero necesitamos colaboración del país (…) Los países no se acaban, se acaban los gobiernos y los dirigentes. Venezuela es tan grande que ni estos, quienes la están gobernando, la van a acabar”.