Taller de construcción de avíos dictó @fundamiarbol #Falcón

Como parte de las políticas de formación y fortalecimiento del ecosocialismo impulsadas por el Gobierno Bolivariano, la Fundación Misión Árbol y la Compañía Nacional de Reforestación (Conare), buscan generar un aporte sustantivo a la economía nacional, contrarrestando los efectos del cambio climático producidos como consecuencia de la mano humana y del fenómeno El Niño.

En esta oportunidad, Misión Árbol y Conare en el marco de “La Ruta de la Semilla” y del «Mes de la Tierra», dictaron en Falcón un taller teórico-práctico sobre construcción de avíos, técnica agroecológica que se basa en la dispersión de paquetes a manera de contenedor, que tiene en su interior semillas, abono, biofertilizantes y tierra. Esta técnica es útil en áreas a reforestar de difícil acceso o con condiciones naturales que no permiten el ingreso fácilmente.

La  presidenta de la Fundación Misión Árbol, Osly Hernández, acompañada por el equipo estadal, indicó que en mayo debería comenzar el período lluvioso, por lo que han estado trabajando tanto en el «Plan de los 100 días de Agricultura Urbana», como en «La Ruta de la Semilla».

“Los misioneros tenemos la labor de ir casa por casa, predicando, dando a conocer nuestra labor y buscando que se entienda que lo que estamos haciendo es para luchar contra un monstruo gigantesco”, expresó Hernández.

Asimismo, señaló que se encuentran analizando y estudiando las zonas donde serán colocados los árboles con los que hasta el momento se cuentan. El Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), tiene 10 cuencas seleccionadas porque son las que nutren los principales embalses.

Falcón cuenta con 14 mil árboles para reforestar sus cuencas

Hernández informó, que en el estado Falcón hay más de 14 mil plantas forestales, aparte de las frutales para reforestar cuencas y otros espacios como los existentes en las escuelas y viveros comunitarios.

“Necesitamos muchas manos que nos ayuden a reforestar las cuencas. Sabemos que hay gente que quiere colaborar con la naturaleza y nos ayudará sumándose a nuestro voluntariado a través de nuestra página web pueden inscribirse:www.misionarbol.gob.ve”, detalló.

Finalmente, la presidenta de la Misión Árbol y Conare, explicó que las cuencas principales necesitan una condición boscosa para seguir produciendo agua, por lo que se debe evitar en esas zonas prácticas como la tala, la quema o la implantación de la ganadería o la agricultura de carácter extensivo. Estas actividades generan un fuerte impacto sobre la capacidad natural de la tierra para captar humedad y convertirla nuevamente en agua.

Prensa Fundación Misión Árbol / Wendy Villegas