FELIZ CUMPLEAÑOS PUNTO FIJO

Buenos Días Cafe Filtrado y el aire lleno de clavito y canela, con unas ganas de estar en Punto Fijo que hoy esta de cumpleaños. 51 años que fue declarada municipio y dejó de ser «El caserío más grande del mundo»

Como extraño ese Cerro de Santa Ana que me da la bienvenida hasta ese mechurrio que me indica que ya estoy llegando.

En los días como hoy yo me imagino que estoy en Punto Fijo, la pesadilla ya terminó y todos estamos allá,. Yo me veo saliendo de Santa Elena y con el Cerro a mi espalda, llego a Caja de Agua y me detengo en la Panaderia «San Juan» compro par de canillas, y me como los cachitos, mientras hablo con Sefi, de ahí a que mamá con el pan en mano para ganarme el Cafe mientras nos contamos que ha sucedido, luego arrancó para Ciudad de Viento y peleo con Junior porque hoy se excedió en los ejercicios, ya el estacionamiento está lleno de carros, al salir pa8ssre por el frente de mi colegio «Paraguana Publico» y seguire rumbo a Bella Vista por la calle de las empanadas por donde esta «El Combazo» esta lleno de gente, casi no puedo circular pero logro divisar mi «Mariano de Talavera» lleno de alumnos con sus uniformes nuevos y sus zapatos relucientes.

Paso por frente de Banco Obrero (Seguro me dirán Urb. Jorge Hernandez) me detengo en el Cujizal y me siento a comer un cepillado el de ron con pasas es mi preferido, luego bajare a mi Carirubana pasando por la «Plaza del Obrero», y veo muchas tiendas nuevas y regresaron también las que habían cerrado, llego a mi terruño doy la vuelta a la plaza y veo la iglesia de las campanas mas bonita y la cancha Petter Hellburg. subo por el Castillito y recorro la Chile, y la Panama para irme por la bajada de Guaranao (Extraño hasta ese olor) llegare a las Virtudes y recorrere cada pasillo con emoción, me sentaré en todos los rincones y vere la gente haciendo compras, con las manos llenas de bolsas y escuchar esas risas de los niños corriendo felices por ese Centro Comerciañ, sin querer me arrancan lágrimas.

Luego de tomarme un jugo, saldre y vere ese elevado de tantas luchas, lleno de murales bonitos con las caras de muchos Paraguaneros que ya no se encuentran. Sigo mi recorrido y pasare por «La Puerta» todas las Panaderías llenas de gente tomando café y leyendo periódicos, sigo derecho y paso por Punta Cardón y tengo la cara llena de sonrisas viendo mi Refinería Cardón imponente, activa, produciendo, llena de trabajadores como cuando el PARC, están recuperando cada planta todos están llenos de orgullos porque saben que son parte de algo grande.

Salgo por la Ollarvide, paso frente a la Udefa llena de jóvenes con caras felices y muchos sueños, me llena de orgullo recordar todas sus luchas por la libertad junto a los de la UNEFM y el Nucleo Luz sin olvidar todos los Tecnológicos de mi ciudad, paso por el frente de Tiendas Monicas y me paro en la Bomba de Santa Irene a tomar un café con una torta de chocolate, sigo hasta el centro y después de pelear casi una hora encuentro donde estacionarme y me meto como niña chiquita en el Pasaje Zeiter esta limpiecito, me paro en cada tienda desde el que vende oro hasta el señor de las frutas, salgo y paso por la Base Naval (Donde ya hemos quitado todos esos feos murales) me meto por la Doctor Portillo y sigo rumbo a Nuevo Pueblo pero desde la Redoma de Banco Obrero hasta la Bajada de las Piedras veré mucha juventud Prolongada caminando felices con los nietos ya todos regresaron y están en casa, subo y voy rumbo a Antiguo Aeropuerto a visitar a mi hermana que tiene su consultorio lleno de mascotas y la cancha del frente finalmente arreglada y las calles bonitas sin aguas negras

Termino de nuevo en casa de mi madre…esperando un nuevo día para seguir recorriendo mi Punto Fijo cincuentona que esta radiante con todos sus hijos de vuelta, luchando unidos sin odios y sin rencores y con un fin común…

Me dirán que es un sueño, si pero muchas veces en base a los sueños se construyen las mejores cosas y yo estoy segura que pronto entre todos lograremos que esos sueños sean una realidad.

Feliz cumpleaños mi cincuentona amada, aguante! que pronto esa pesadilla terminará

Damelys «Mey» Zambrano.