EL FRANCOTIRADOR | PUERTO DE MUACO, Atilio Yánez Henríquez

Tiempos de reactivación económica en Falcon. Aparecen las excepciones y ventajas para los viajeros de la Zona Franca de Paraguaná. Todo indica que se abren excelentes potencialidades económicas para nuestros comerciantes y prestadores de servicios turísticos, llamase restaurantes, hoteles, venta de artesanías etc.
Propongo la reactivación del Puerto de Muaco, patrimonio histórico de Coro y La Vela, construido en 1976 y baluarte insustituible de la actividad económica de La Vela de Coro.
Es bueno recordar, que ese puerto fue la casa del Ferry Almirante Luis Brion, operado por Ferrys del Caribe y los Leidenz, también era el enlace comercial del Estado Falcon con Curazao, es bueno destacar que de ese intercambio comercial vivían los comerciantes de la zona. Todo esto desapareció, el muelle esta inservible, deteriorado, el espigón está abandonado y fracturado en sus primeros 15 metros de estructura, la zona primaria del puerto no existe, la zona de maniobra de las embarcaciones está sedimentada e inoperativa.
Llamo al Gobernador Clark, a las cámaras de Comercio de Coro y La Vela, a Fedecámaras Falcon, al alcalde de Coro y La vela para que se aboquen y planifiquen su reapertura, para que tengamos de nuevo, la conexión de pasajeros y tránsito de producto, entre tierra firme y las islas menores. Debo agregar, que La sedimentación del puerto es espantosa, hasta el extremo que ninguna embarcación mediana y mucho menos un barco, puede atracar en ese muelle. Toda una ruina, del que fuera el puerto natural e histórico de los falconianos. Propongo que, a través del Instituto de Canalizaciones, se proceda a realizar una batimetría y posterior dragado del muelle, que se ponga a funcionar, que se reactive toda la infraestructura que envuelve al puerto y sus alrededores, que se le de vida comercial y turística al puerto y que comience el intercambio con las Islas de Curazao, Aruba y Bonaire.
Pidamos acciones, integremos los esfuerzos de todas las fuerzas vivas del Estado, a que juntos aportemos soluciones con el fin de proporcionar vida económica a este Estado. La política dispersa y sin unión no sirve para nada, dejemos el egoísmo y el odio y vayamos al desarrollo de lo medular, de lo pragmático.
Abandonemos la politiquería del reclamo y el insulto del contrario. Que importa de qué color es el gato, lo que importa es que case ratones. Vayamos todos al rescate del Puerto de La Vela de Coro, icono de las esperanzas y desvelos del tan amado, pero olvidado pueblo de la Vela de Coro. ¿Quieren desarrollo?, vayamos al encuentro y encontraran los resultados.
Atilio Yánez Henríquez