#CosasXRescatar: UNA MENSTRUACIÓN CON DIGNIDAD, PARA LA MUJER VEZOLANA

 TELA Y PAPEL: LA SOLUCIÓN DE LAS VENEZOLANAS PARA SU HIGIENE MENSTRUAL ANTE LA CRISIS.

✔El 23% de las venezolanas debe compartir los bienes de aseo necesarios durante la menstruación o esperar a que se lo donen, debido a que no tienen el dinero suficiente para poder comprarlos.
✔Ante los altos costos de los productos de higiene menstrual que se encuentran en el país, las venezolanas se han visto obligadas a usar compresas de tela, papel higiénico, partes de pañales desechables, e incluso pedazos de papel, para sustituir las toallas sanitarias. También las mujeres han empezado a usar hojas de manzanilla, sábila y lodopovidona, bicarbonato o vinagre y agua para asearse.
✔En el informe «La salud de las mujeres en Venezuela, Crisis del sistema sanitario y covid-19 2021» reseñaron que las niñas, adolescentes y mujeres, en el 23,5% de los casos deben compartir sus productos higiénicos, pedirlos prestados, intercambiarlo por algún otro bien, esperar a que se los donen o hacerlo en casa. Esto como consecuencia de factores sociales y económicos que han impactado negativamente la salud de  la mujer venezolana. De hecho, 6 de cada 10 niñas y adolescentes de entre 9 y 14 años reconocieron haber presentado complicaciones de salud por el uso de alternativas caseras de higiene menstrual.
✔Y es que en las comunidades populares del país sólo 40% de las mujeres pueden comprar con la frecuencia que lo requieren aquello que necesitan para su aseo personal y menstrual.  Mientras, 3 de cada 10 lo hacen sólo a veces; «lo que permite concluir que el uso y capacidad de compra se hace de forma irregular, poniendo en riesgo el manejo adecuado de la higiene menstrual», señala el estudio.
✔Un tercio de la población femenina venezolana no logra generar ingresos para su autosuficiencia, y casi el 52%  está fuera del mercado laboral realizando actividades económicas informales que, tal y como lo señala la profesora Ofelia Álvarez en su artículo «Venezolanas en emergencia», sólo son una alternativa de subsistencia precaria.
✔En el país, la pobreza se personifica en el 72,7% de las mujeres y con  una tasa de 32% de actividad femenina, a causa del déficit de ofertas de oportunidades dignas en el ámbito laboral.

✍ NUESTRO COMENTARIO A LA NOTICIA:
La situación de la mujer venezolana es desesperante, sin empleo, en muchos casos sin asistencia social y para colmó sin un período o regla en adecuadas condiciones de higiene menstrual, es una solución definitivamente indignante para la mujer.

La pobreza menstrual va más allá de tener acceso a las toallas sanitarias o los tampones y poder alimentar a la familia a la vez, también es la falta de disponibilidad de agua y los altos costos del jabón y otros elementos necesarios para cuidar la higiene de la mujer. Sin mencionar que también les es cuesta arriba adquirir anticonceptivos por el costo que representan.

El desempleo en Venezuela, causado por la errada política de expropiaciones e intervenciones a empresas, así cómo las fallidas políticas económicas aplicadas, hasta el momento, tienen a las mujeres y al país en general contra la pared, difícil situación económica agudizada por la pandemia.

El venezolano requiere de empleo para su sustentó y el de su familia, las dádivas no son la solución, el empleo decente para la gente es el terminó y ello sólo se logra con inversión, y para ello se requiere conquistar inversionistas privados con condiciones de mercado y normas jurídicas claras, que garanticen la propiedad privada y el retorno de capitales. Las políticas económicas deben cambiar, por el bien del país. Amanecerá y veremos.

#CosasXRescatar: UNA MENSTRUACIÓN CON DIGNIDAD, PARA LA MUJER VEZOLANA