AMENGUAL Y EL G4, Peyo Sierra Graterol

Lo emocionante del analista político es cuando se sabe abordar con certeza el hecho, político y social y entonces eso permite realizar una especie de historiografía de la historia reciente, compararla con lo qué está pasando en el presente y producir un resultado de la realidad actual.

Ayer martes14 de septiembre, el Periodista Kiko Bautista conversó con Armando Amengual, en Globovisión, candidato a la Gobernación de Carabobo, de derecha y es considerado uno de los mejores analista político del centro del país. Amengual puso en su sitio correcto a la oposición radical o mejor conocida como el G4, que después de haber mantenido por más de cuatro años una conducta estratégica errada, habiendo llamado a la abstención hace apenas 9 meses, el 6 de diciembre de 2020, ahora han decido cómo por arte de magia participar en las próximas mega elecciones.

Pero lo más absurdo y qué llama la atención, es que la mayoría de sus dirigentes, para no decir todos, estuvieron durante ese tiempo viviendo fuera del país y ahora regresan, poniéndole condiciones a la otra oposición democrática y presumiendo que su regreso ya es un signo de triunfo.

Amengual con quién coincido junto a otros qué praticamos el análisis politico, en el sentido, de qué la realidad con respecto al 2015, es otra, y es extramadamente opuesta.

En el 2015, se iniciaba por primera vez en la historia política venezolana, un bloqueo económico y unas sanciones, que agarró fuera de base a la población en general. El escenario eran largas colas para comprar dos paquetes de harina pan.

Lograron un concenso de unidad y con tarjeta única, lo cuál operó en contra del gobierno Bolivariano de Nicolás Maduro, a quién utilizando muy bien las armas de la superestructura Ideológica de la comunicación capitalista, penetraron el pensamiento de los venezolanos y los convencieron qué la crisis qué había implosionado la economía de Venezuela, se originó, por un mal gobierno.
Hoy después de seis años la realidad es otra, ya más del 80% de los venezolanos sabe qué la crisis económica y que incide en lo social, salud y economía, es responsabilidad de dicho bloqueo económico y no de Maduro y su gobierno.

Hoy en el 2021, la realidad es es diametralmente opuesta y por lo tanto, esa estrategia de engaño, llegó incluso a separar a las familias venezolanas, haciendo que los jóvenes emigren, en busca de una mejor calidad de vida qué mataron el bloqueo y las sanciones.

Hoy el panorama del G4, es oscuro, para sus dirigentes, la tendencia es que recibirán una contundente derrota, existiendo ahora nuevos elementos en su contra con respecto al 2015. Por ejemplo todos los sondeos de opinión señalan qué el 90% de los electores exigen un nuevo liderazgo, es decir, perdieron más de cuatro años en dónde envegecieron y no se preocuparon por crear nuevos líderes.

El G4, tiene el sol en la espalda, Kiko Bautista, lo sabe por eso produjo ese importante programa con Armando Amengual.

Aún falta mucho para qué sé inicie la campaña electoral oficial y ya a los radicales se les está dibujando un oscuro escenario del resultado electoral.

La izquierda venezolana esperó más de 60 años, para llegar al poder y lo hizo gracias a la aparición de un jóven líder militar en 1992.
En la oposición radical del G4, el líder qué volvió ha aparecer fué Henry Ramos Allup, más desgastado qué Matusalén.

Amengual se las cantó sin ser de izquierda, estén preparado para una derrota, qué no admitirá excusas.
En conclusión, el escenario político y electoral de la oposición venezolana hoy, es más negro que cuándo, el Chavismo inició su tránsito en el poder.

Pedro Felipe Sierra.
15 septiembre 2021
pedrofsierrag@gmail.com