CONVERSACIONES CON EL COMANDANTE CHÁVEZ, Ing. Rafael Montes

Comandante Chávez, por aquí de nuevo. Como en los tiempos coloniales, con papel y lápiz y de mi propio puño y letra ya que en estos momentos no contamos con energía eléctrica para hacer uso de la impresora, desde la ciudad de Pto. Fijo de la Península de Paraguaná, le cuento:

Resulta obvio comenzar por el suministro de energía eléctrica. Ésta que debe generarse en La planta Josefa Camejo, no está siendo generada. La población desconoce del estado de las instalaciones de tres turbinas de 150 Mwh que ud aprobó para Falcón, y que era suficiente para abastecer de carga eléctrica a todo el estado. Pues bien, leyendo las pocas informaciones que ha declarado el gobernador del estado, está prestando el servicio solo una de esas turbinas, pero la misma está ya en estado terminal. Ya llevamos más de un mes con fluctuaciones eléctricas, que han dañado nuestros equipos eléctricos y electrónicos, y con cortes de energía eléctrica hasta tres veces al día.

Lo que por todos es conocido, es que desde su inauguración el proceso de generación eléctrica de las turbinas, presentaron serios problemas. Comandante, lo cierto es que esos recursos no lo administraron los gringos ni los europeos. Los responsables son criollitos, pero nunca se supo nombre de los responsables de este tremendo fracaso.

Vamos ahora con el acueducto Bolivariano, se acuerda de los más de 450 millones de dólares que ud entregó para resolver el problema de escases de agua en Falcón. Pues bien, después de más de 15 años de la ejecución de esta obra, todavía por lo menos yo, no he preparado un cafecito con el agua de este acueducto. Por supuesto que muchos he preparado, pero con el agua que suministran los cisternas que de manera generosa, nada menos que por 80 dólares, el pueblo tiene que cancelar por el mismo. Resulta ser el café más caro del mundo. Pero esto no es todo, resulta que para las zonas más acaudalados de Pto. Fijo, les llega el agua por tubería con solo cancelar 10 dólares. Es decir, a ellos el socialismo si los protege.

Al igual que con la Josefa Camejo, los recursos están consumidos y dilapidados, por criollitos de pura cepa. Es posible que algunos de ellos, hayan acumulado fortunas producto de ese desastre, donde entre otras, se perdieron muchos millones de dólares por un trazado de tubería que el mar se tragó y ni los gringos ni los europeos tienen su mano metida en ese desastre. Eso se lo aclaro, por si acaso alguien lo quiere convencer que sea consecuencia del ataque económico que sufre el país. Hasta hoy día, la revolución todavía no señala algún responsable.

Ahora viene el turno de la gasolina. Tan cerca del cielo, por ser vecinos de la refinería más grande del mundo y que pudiese convertirnos en vecinos privilegiados. Pues no. Nada más lejos de la realidad. Abastecerse de combustible, resulta pasar por una calamidad, más de 15 hr en una cola, para quienes tienen la suerte de abastecerse. El resto, tiene que caer en las redes de los que se ha bautizado eufemísticamente como apoyos, que significa una colaboración de 10 limones, y parece que ya este monto va en aumento.
Comandante, esta fórmula está permeando en las diversas capas de la sociedad, la está pervirtiendo y pareciera está fuera de control. Este proceso de regresión de los valores éticos y morales de la sociedad, además de generar otras formas de corrupción, está generando un gran desconcierto y descontento en aquellos sectores sociales que siempre te acompañaron en vida.

Por los momentos, pareciera no ser motivo de alarma en el seno del PSUV o del Presidente. Es posible que sea un representante de la oposición, quien alerte al Pdte. Maduro sobre estas irregularidades, tal como en anterior oportunidad alertó el diputado José Guerra con las alcabalas en carreteras. Hasta el momento, ninguno en su entorno adulador, se ha atrevido a hacérselo saber.

El otro pesar que se vive por aquí, es lograr recargar una bombona de gas comunal, lo cual se ha convertido en cuesta arriba. Esos grandes yacimientos de gas, que se encontraron al norte de la península, se entregaron en concesiones a empresas extranjeras. El estado recibió muchos recursos como contraparte para su explotación y se crearon proyectos como Cardón IV, pero hasta el sol de hoy, los Falconianos no han recibido un solo metro cúbico de gas para aliviar la escases de Gas Comunal en la zona. Se repite el fenómeno de estar tan cerca de una riqueza natural y no poder disfrutar del este supuesto privilegio. Eso debería pasar solo en el capitalismo salvaje, pero eso lo estamos viviendo en el Edo. Falcón.
Comandante, algo más. No deseo agobiarle con tantos problemas que actualmente padecemos los habitantes de la península. La otrora ciudad de Pto. Fijo tan bien iluminada y limpia, que prometía ser un destino turístico, se ha convertido en una ciudad oscura y sucia. Ante la ausencia de un servicio de recolección de basura, han proliferado los botes de basura en todos sus rincones, convirtiéndose la ciudad en la más asquerosa del estado, se están creando potenciales caldos de cultivo de cualquier epidemia. Espero no se le ocurra al Ministerio de Turismo, promover esta zona como destino turístico internacional, porque sus playas están pasando por esa mismo situación.

Finalmente, le informo que aquí en Falcón la revolución muestra mucho cansancio, las consecuencias de todos estos relatos, tendrán su consecuencia ante unas próximas elecciones. Preveo tres grandes víctimas: Los candidatos a Alcaldías del PSUV, el gobernador del estado y su actual heredero político Pdte. Maduro en un eventual referendo revocatorio.

Nunca es tarde para rectificar, pero cada vez que se han recordado sus reflexiones acerca de las tres R, la retórica ha predominado, se inician acusaciones de traición al proceso y terminan estas iniciativas en un rotundo fracaso. Es como un tren de carga sin piloto y sin frenos, que irremediablemente llega al final de su camino y solo resta esperar su descarrilamiento y destrucción.

Ing. Rafael Montes